¿Eres de las que les encanta el eyeliner pero no hay manera de atinar a la hora de hacértelo? ¡Éste es tu post! Hoy te vamos a desvelar los trucos para hacerte un eyeliner de infarto.

¡Recomendación! No a todo el mundo le queda bien el eyeliner, eso es así. Así que si tienes el párpado demasiado caído, no te lo recomendamos. Si no es tu caso, vamos a ver qué opción es la ideal para ti.

 

Opción 1: Eyeliner efecto natural – técnica fácil

Esta técnica es ideal para las que busquéis un efecto más natural y, a la vez, realizado con una técnica más sencilla.

Para hacerlo aplicamos sombra negra directamente con un pincel biselado (es muy importante utilizar el pincel correcto, si no no quedará igual) y dibujamos una línea fina por encima de las pestañas superiores de la mitad al extremo.

Una vez dibujada la línea la difuminamos un poco hacia arriba, lo suficiente para dejarla un poco “ahumada” pero sin ensuciar el párpado.

 

Opción 2: Eyeliner efecto smokey  – técnica media

Si habéis superado la primera técnica, ésta no es resultará demasiado difícil.

Lo único que variará aquí es que, en vez de aplicar la sombra directamente, primero realizaremos la línea con lápiz negro (si es kajal, nos quedará más intensa) y la difuminamos. Seguidamente aplicamos la sombra negra por encima del lápiz y la volvemos a difuminar como en la primera Opción 1.

Opción3: Eyeliner efecto sofisticado – técnica media/difícil

Si lo que queremos es un efecto de eyeliner “limpio”, es decir, que éste se vea dibujado y no ahumado, podemos utilizar eyeliner en gel con un pincel biselado pequeño.

El gel es una textura muy agradable de utilizar y resulta más fácil que el eyeliner líquido, pero eso sí, hace falta un poco de pulso y evitar que el ojo nos tiemble (a veces es inevitable, pero paciencia, poco a poco con la práctica lo iréis consiguiendo).

Lo que haremos en este caso será dibujar primero nuestro eyeliner desde el extremo marcando un poco el “rabito” de fuera hacia dentro. Una vez hecho vamos dibujando la línea hacia dentro bien pegada a la raíz de las pestañas para que no queden huecos. Conforme vamos avanzando vamos procurando hacer la línea cada vez más fina hasta quedarnos hasta tres cuartos de ojo o, si llegamos hasta el lagrimal, que la línea apenas se vea.

 

Opción 4: Eyeliner efecto sofisticado – técnica difícil

En este caso el efecto será prácticamente el mismo que en el caso anterior realizado con eyeliner en gel, pero aquí usaremos eyeliner líquido, que es un poco más difícil de trabajar.

Este producto se aplica directamente con el pincel que incorpora y a la hora de dibujar nuestra línea es algo así como dibujar directamente con un rotulador de punta fina, por lo que deberemos ir con mucho cuidado para hacerlo bien.

La técnica es la misma que con el eyeliner en gel: marcar primeo el “rabito” y poco a poco ir dibujando hacia adentro.

¿Todavía no os ha quedado claro cómo haceros un eyeliner de vértigo? Aquí os dejamos el vídeo de nuestro paso por el programa Ben Trobats de la XAL para que no os perdáis ningún detalle.

Ya nos contaréis qué tal os ha ido.

¡Hasta la próxima!